Toledo × en la web de aficionados del Toledo.
Toledo
La red social de aficionados del
Toledo

Que no pare la película

tapeta Por tapeta

el 29-04-2014 a las 17:13

ivan mateo
ivan mateo

El CD Toledo se mantiene unido a la vida y sigue creyendo en que los ‘play off’ son de carne y hueso gracias al balón de falta directa de Iván Mateo que selló la boca de los aficionados del Leganés y forzó las cuerdas vocales de los verdes. No hay nada valioso en el bolsillo, ni siquiera depende de sí mismo, pero el conjunto de Imanol Idiakez sí que ha logrado alargar el espectáculo al menos una semana más. Nadie se quiere mover de su asiento porque la película todavía ha terminado, y nadie quiere que lo haga.
El ambiente inicial era el de los grandes días, ése que asusta por si la lías, pero la tranquilidad se apoderó del partido rápidamente cuando se vio al equipo verde muy bien plantado sobre un césped de Butarque secundado por más de cuatro mil personas en las gradas. Los cinco primeros minutos de reconocimiento dejaron las mejores ocasiones de todo el encuentro por parte toledana. Primero, Iván Mateo dejó atrás a varios rivales y con su característico trote se escoró a la derecha para darle a Rufino el 0-1. Un intento de meterlo de tacón le privó de este privilegio. Pero es que poco después, el primero de muchos saques de esquina lo cabeceó el ‘9’ al larguero.
El que más y el que menos ya se había llevado las manos a la cabeza. Lo cierto es que Idiakez fue de nuevo muy inteligente y, aunque prescindió de Barranco para el once inicial, pobló el centro del campo metiendo a Colinas por dentro. La apuesta se le desmoronó cuando los hombres de tres cuartos del Leganés lanzaron su veneno contra una zaga, la verde, que no atraviesa su mejor momento, sobre todo porque Pedro y Toño no jugaban juntos y un partido completo desde hace varias jornadas.
Avisó Carlos Álvarez en dos ocasiones, con una carrera por la banda izquierda que tuvo que tapar Morales con dificultad, y con un disparo desde la frontal que se marchó fuera. Lo malo de esta situación del partido es que las oportunidad se las generó el propio Toledo por fallos en los pases y unos problemas flagrantes para sacar la pelota jugada. En cualquier caso, antes de 1-0, Aguirre quiso armarla y se la cedió a Rufino para que rematase fuera.
Entonces, la maquinaria pepinera ya se había engrasado lo suficiente y se propuso no perdonar ninguno de los regalos. La excepción a la regla la pusieron Álvaro García y Carlos Álvarez. Uno le filtró un pase al otro dentro del área y Manolo tuvo que detener el lanzamiento del ‘9’ blanquiazul. Una acción que le fue imposible repetir tras un saque de banda mal defendido que Álvaro García puso a Velasco, cuya cabeza sólo tuvo que empujar a las redes el balón.
La cabeza le pesó a los de Idiakez durante muchos minutos. Para su suerte, no sucedió nada más allá de sacar de quicio a los aficionados al ver que la única vía era mandar balonces largos a Rufino y Colinas. Con varios resbalones y malas cesiones, el atardecer de la primera parte vio a un CD Toledo que dejó a un lado el miedo a encajar el segundo. En el 38, Aguirre volvió a pulular por su banda, pero ni Rufino ni Albístegui consiguieron conectar con la mente del canterano. Finalmente, Iván Mateo dispuso de una falta directa que se estrelló en la barrera.
Aparentemente, Imanol Idiakez no arregló nada en la charla del descanso porque la segunda parte propuso el mismo escenario. A un lado, el Leganés continuó con su plan de esperar atrás y salir al contragolpe para ampliar la ventaja adquirida. En el otro, el Toledo, fiel a su estilo, quiso jugar desde atrás con los riesgos ya conocidos. Nada más salir, Manolo tuvo que despejar de puños una falta directa de Carlos Martínez. Respondieron los capitalinos con una falta al mogollón que Cuerva no alcanzó por centímetros.
Cada centro bombeado del Leganés generó tanta incertidumbre que Idiakez quitó al pivote y metió a Barranco. Más pausa y otras intenciones. Aún así, se sentía muy cerca el segundo de los pupilos de Asier Garitano, especialmente a balón parado. En el minuto 63, Mantovani, sumado al ataque, puso un centro que ignoraron todos sus compañeros. Y en el 71, Manolo evitó que el cordón umbilical se rompiese alargando su manopla a un disparo de Carlos Álvarez ajustado al palo.
El tiempo se consumía y entró Mínguez por Toño Vázquez poco antes de un derribo de Pedro al delantero pepinero, cuando se iba directo a la portería, que flirteó con el color rojo. Pero la falta cambió y se volvió a favor en el mismo sitio provocada por Santamaría y su segunda amarilla. Miguel Ramos entró para sumar escopetas. Con todo, el cartucho bueno lo tenía guardado Iván Mateo en su pierna derecha. El cuero salvó la barrera y entró por la escuadra para canjear un punto que implica meter más palomitas en el microondas.

Fuente: http://www.latribunadetoledo.es/noticia/Z6B41A43E-DEF5-3670-5678EEB1BB0D562D/20140428/no/pare/pelicula
Tu comunidad,
en tu móvil
2 VOTOS

Gracias por colaborar con nosotros. En breve comprobaremos la noticia que has denunciado y actuaremos consecuentemente.

Comentarios

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en toledo.incondicionales.com: